El Sistema Inmunológico

El sistema inmunológico , conocido como sistema inmune o sistema inmunitario, es aquel cuya estructura y procesos protegen al resto del cuerpo humano. Se encarga de detectar y destruir células patógenas o virus.

 

sistema inmunologico humano

El sistema inmunitario se vale de anticuerpos, leucocitos y linfocitos para impedir la acción de cuerpos extraños. Para entender realmente qué es el sistema inmunológico se debe conocer cómo actúa y  cuáles órganos lo conforman.

Funciones del sistema inmunológico

Ahora, el sistema inmune en sí posee dos funciones primordiales a la hora de actuar.

La primera es detectar cada una de las amenazas que el cuerpo humano pueda llegar recibir por agentes externos o internos como por ejemplo virus, bacterias , ingesta de un alimento en mal estado, golpes, etc.

La otra función que porta el sistema inmunológico es simplemente la de actuar contra todos los antígenos que se presenten, esto con la creación de muchos anticuerpos que son los responsables de ir a atacar cualquier tipo de amenaza que aparezcan.

Es interesante conocer como funciona el sistema inmunológico cuando se enfrenta a una amenaza que ingresa a nuestro cuerpo.

Órganos del sistema inmunológico 

Existen dos tipos de órganos dentro del sistema inmune:

1- Órganos centrales

Los linfocitos B cumplen su proceso de maduración en la médula ósea (en el caso de los adultos). Esta es parte de los órganos centrales o primarios. La glándula endocrina timo es otro órgano central.

En los fetos, el hígado es el lugar en que maduran los linfocitos B. A medida que el bebé crece, esta función es tomada por la médula ósea. Todos estos órganos brindan un microambiente ideal para la formación de linfocitos.

Los linfocitos son las principales células encargadas de la inmunidad específica. Su proceso de formación y maduración se denomina linfopoyesis

2- Órganos periféricos

En los órganos periféricos o secundarios, los linfocitos interactúan entre sí y con diversas células, entre ellas las células de antígeno. Lo hacen con el fin de activar la respuesta inmune. Estos órganos son:

  • Los nódulos son cúmulos de tejido linfático que pueden estar aislados o en grupos a lo largo del cuerpo.
  • Las amígdalas se ubican en la faringe y son extensiones de tejido linfoide que conforman el anillo de Waldeyer.
  • Las placas de Peyer son nódulos linfáticos que cubren el interior de las mucosas en el intestino y en las vías respiratorias.
  • Dentro del cuadrante superior izquierdo del abdomen se ubica el bazo.
  • Los tejidos linfoidesasociados a mucosas también son conocidos como MALT. Se ubican en los bronquios, la nariz o en el tubo digestivo.
  • En el interior de huesos largos, la pelvis y las vertebras se encuentra la médula ósea.

Todos los órganos descritos funcionan como “filtros” ante la presencia de bacterias que quieran entrar al cuerpo humano.

partes del sistema inmunologico

Tipos de inmunidad del sistema inmunológico 

En el cuerpo humano existen dos niveles de inmunidad. El primero es la inmunidad no específica o innata. Con ella el cuerpo se protege de cuerpos externos nocivos o patógenos, como bacterias, virus y gusanos.

La piel y las membranas mucosas impiden la intrusión de estos organismos. Si logran entran al cuerpo, los fagocitos envolverán, absorberán y neutralizarán a los patógenos.

La inmunidad específica actúa en la acción de los fagocitos. Los linfocitos (producidos en la médula espinal) al madurar, se convierten en células T y B. Los cuerpos extraños hacen que estas células reaccionen.

Las células B dependen de las células T. Ellas dan una señal que permite que las células B maduren. Estas últimas al

sistema inmunologico funcion
Virus

reconocer el antígeno, comienzan a dividirse y a crear células plasmáticas que producen anticuerpos.

Por su parte, las células T son activadas cuando un fagocito le muestra el antígeno al que deben atacar.

Además de la inmunidad innata existe la inmunidad adquirida. Aquí puedes continuar leyendo sobre los tipos de inmunidad.

Cuidado del sistema inmunologico 

Como hemos visto, el sistema inmune cumple funciones muy importantes en el mantenimiento de la vida y la salud. Aunque existen algunas terapias que pueden fortalecerlo, la primera medida de cuidado es el cumplimiento de normas básicas de vida saludable.

Una alimentación balanceada, baja en grasas, acompañada de un ejercicio físico frecuente y moderado son dos pautas universales. El descanso regular, tan frecuentemente menospreciado, es otra buena medida para brindar a nuestro organismo los períodos de recuperación que necesita.

Evitar hábitos perniciosos, como fumar o tomar bebidas alcohólicas, es también una recomendación habitual.

Pero en el caso del sistema inmune cobra especial importancia el manejo del estrés, pues se ha comprobado la relación directa entre estados de alerta continuados y una menor eficiencia de la respuesta inmunológica.

Por lo que tener momentos de relax, realizar yoga o leer un buen libro sobre la independencia de méxico en especial sobre el grito de dolores podría ser una buen plan para reforzar el sistema inmunológico.