¿Cómo Funciona el Sistema Inmunológico?

A pesar de que aún queda mucho camino por recorrer en el campo de la inmunología, los primeros apuntes sobre cómo funciona el sistema inmunológico pueden rastrearse en épocas tan lejanas como las Guerras del Peloponeso. Es así como en el año 430 a. C. Tucídides refiere que durante una plaga que asoló Atenas, sólo quienes habían padecido y sobrevivido a la enfermedad eran capaces de cuidar a los enfermos, sin sufrirla nuevamente.

como funciona el sistema inmunologico

 

Sin embargo debieron transcurrir miles de años para que estas referencias fueran incorporadas a la teoría científica y estudiadas en detalle. Es recién en este siglo cuando los investigadores han podido trazar un mapa mucho más claro de las interrelaciones entre todos los órganos involucrados y su vinculación con distintos tipos de enfermedades.

En términos sencillos podemos decir que el sistema inmune es un completo entramado de protección y vigilancia frente a entes invasores al organismo. Comprende un conjunto de órganos y procesos biológicos que velan por mantener el equilibrio interno.

Respuesta inmune

Cuando algún antígeno o cuerpo extraño se detecta en el organismo, se emite una señal de alarma y se procede a dar respuesta atacando al invasor.

Todos los componentes del sistema inmune se involucran en esta tarea y se activan de diferentes formas. Mientras unos tienen la función de identificar al agresor, otros lo atacan, procurando su eliminación, y aún hay un tercer grupo que puede alternar entre ambas funciones. Finalmente, existe un mecanismo de respaldo que puede actuar cuando la acción de los primeros falla por cualquier razón.

Paso a paso: como funciona el sistema inmunitario

 Primero un agente infeccioso entra en el cuerpo. Puede ser un virus o una bacteria

celulas del sistema inmunologico macrofago
Macrófago

El sistema inmune está siempre alerta para ubicar y atacar al agente infeccioso antes de que cause cualquier inconveniente. Sea cual fuere el agente, el sistema inmunitario lo reconoce como un cuerpo ajeno. Estos cuerpos externos son los antígenos. Y los antígenos tienen que ser eliminados del cuerpo. 

Primeros para la defensa están los macrófagos. Estas células circulan por la corriente sanguínea y en los tejidos del cuerpo, atentos a los antígenos.

Cuando un invasor entra, un macrófago lo descubre y lo captura dentro de la célula. Enzimas en el interior del macrófago destruyen al antígeno dejando pequeños pedazos llamados péptidos antigénicos. Algunas veces este mecanismo no es suficiente para lograr remover el antígeno. Por tanto, deben sumarse otras células del sistema inmune a la pelea. 

sistema inmunologico humano
Linfocitos T

Pero antes de que otras células logren comenzar su trabajo,  los péptidos antigénicos dentro del macrófago se unen a moléculas llamadas antígenos de leucocitos humanos o HLA. La molécula de HLA unida al péptido es liberada del macrófago.

Células llamadas linfocitos de la clase T reconocen e interactúan con el complejo péptido antigénico-HLA que está en el macrófago.

Cuando dicho complejo es reconocido, los linfocitos T envían advertencias químicas llamadas citocinas. Además alertan a otros linfocitos, de la clase B, para que produzcan anticuerpos.

Estos anticuerpos quedan libres en la sangre  para unirse con otros antígenos. De esta forma los invasores no logran multiplicarse y enfermar. 

Por último una célula llamada fagocito tiene como función eliminar el antígeno del cuerpo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *